Cadavre Exquis

Te has quedado sin ideas para tus proyectos? Has sentido el bloqueo que no te deja avanzar? Está claro que la creatividad es un proceso que necesita de mucho trabajo y dedicación y que hay momentos en los que fluye y avanza sin problemas y otros en los que hace falta más y más trabajo, vamos, como decía Picasso, “si te llega la inspiración que te pille trabajando”. Pero también es cierto que cuando tenemos una crisis creativa está bien abandonar temporalmente el trabajo con el que se está para retomarlo más tarde.

En los años 20 un grupo de surrealistas invento un maravilloso sistema para fomentar la inspiración: El cadáver exquisito o “Cadavre Exquis”

La invención del “cadáver exquisito” fue un ejemplo del interés de los surrealistas por el juego, al azar y los aspectos incontrolados de la creación.  En un principio se utilizó en el ámbito literario como técnica de creación colectiva, a través de ella se ponían en práctica las teorías del automatismo, al reducir al mínimo la intervención de la voluntad consciente del autor.

La frase “El cadáver exquisito beberá el vino nuevo” fue el primer cadáver exquisito de la historia. Todo surgió en un pequeño local del barrio Niederdorf en Zurich, donde se encuentra el mítico cabaret Voltaire, el cual vio nacer el espíritu vanguardista del siglo XX. Fue allí donde entre lecturas de poesía, mascaradas, fiestas y extravagantes conversaciones, Robert Desnos, André Bretón y Tristan Tzara un día propusieron un juego. Cada uno de ellos tenía que decir la primera palabra que se le viniera a la mente para luego completar un poema u oración. La oración resultante en ese primer intento fue Le cadavre – exquis – boirá le vin – nouveau”, composición experimental que luego daría nombre al juego más famoso del arte surrealista y al que llamaron: Consecuencias.

Los dadaístas crearon poemas seleccionando aleatoriamente palabras entre recortes de revistas, y los surrealistas utilizaron la técnica en el terreno del dibujo como una creación intuitiva que permitía vincularse con la mente del otro. El cadáver exquisito fue y es un buen recurso por su aspecto lúdico para trabajar la creatividad, y una buena técnica que derivó en expresiones tan usadas en las artes gráficas como el collage. Max Morise, Joan Miró, Man Ray, Salvador Dalí, Paul Éluard y Marcel Duchamp, entre otros, participaron en este juego de resultados inesperados.

Las reglas eran sencillas. En un papel, cada participante anotaba una palabra o una pequeña frase. Tras esto, la primera parte se tapaba con un pliegue y el siguiente participante continuaba la frase sin conocer la palabra anterior. De esta forma, el resultado daba lugar a múltiples y sorprendentes variantes. El artista André Bretón decía:

“Lo emocionante para nosotros en ese tipo de producciones era la certeza de que, para bien o para mal, representaban algo que no era posible por el trabajo de una sola mente”

Este proceso fue evolucionando desde la literatura, pasando por todas las artes hasta llegar a la pintura y, en consecuencia, a los artistas más importantes de la época.

Cómo se crea un “Cadavre Exquis”

En el “Cadáver Exquisito”, cada parte de la obra se realiza por una persona diferente que desconoce el trabajo de las demás. Los participantes del juego deben dibujar por turnos en una hoja doblada que pasará de unos a otros sin que se vean más que las líneas finales del dibujo anterior.

El proceso es muy sencillo:

1.- En uno de los extremos del papel, el primer artista realiza un dibujo.

2.- A través de una doblez el papel debe tapar el dibujo que se ha realizado. Dejando a la vista solo los límites del diseño anterior.

3.- El siguiente jugador debe continuar el diseño sin observar el dibujo previo. Solo guiándose por los límites visibles.

De esta manera el resultado que conseguiremos será un diseño aleatorio, donde se verán las dobleces del papel que, cuando se despliega, representa un conjunto de dibujos colocados de forma involuntaria y arbitraria. Es un juego perfecto para desarrollar la creatividad!! Vamos a jugar!!

PROPUESTAS

0.- Crea un tablero en Pinterest donde recoger diferentes ejemplos tanto de «Cadavre Exquis» originales como de reinterpretaciones de la técnica, incluida la modalidad del collage. (mínimo 25)

1.- Realizar un poema a la manera del “Cadavre Exquis”. Recuerda, este tipo de composición poética, debe ser grupal, intuitiva, espontánea, lúdica y en la medida de lo posible automática. Es decir no pienses mucho deja libre tu imaginación!!

  • Doblaremos el papel en tres/cuatro partes.
  • En cada una de ellas pondremos diferentes elementos de una oración: sustantivo / adjetivo / acción / verbo
  • Cada participante escribirá arbitrariamente la parte que le ha tocado.
  • El resultado lo pegaremos sobre cartulina negra y con las letras tipográficas que vais a recibir.

2.- Realizar una imagen fantástica a la manera del “Cadavre Exquis”, podemos pensar en animales, personas, personajes ficticios, mitológicos, … Lo más importante pintar con libertad!!

  • Doblaremos el papel en tres partes.
  • En la parte superior realizaremos una cabeza y un cuello que se prolongará hasta la segunda parte.
  • En la parte del medio realizaremos un torso que se prolongará hasta la parte inferior.
  • En la parte inferior realizaremos las extremidades inferiores.

Una vez acabada la creación le daremos color!!

3.- Realizar un foto-montaje con las fotos que vais a recibir cada grupo. Tendréis que utilizarlas todas, no en su totalidad pero sí parcialmente, recortando y pegando aquello que os parezca más interesante para vuestra composición. Para la creación libre a la que os tenéis que enfrentar pensaremos en un animal y/o personaje fantástico. El formato final será sobre una cartulina A3.

Aquí os dejo algunas imágenes interesantes de uso del “Cadavre Exquis” y sus variaciones: