FLIPBOOK

¿Sabes qué es un Flipbook?

Seguramente este término no lo hayas escuchado nunca y por eso te voy a explicar qué es. Un Flipbook o como se conoce en castellano folioscopio es un librito que contiene una serie de imágenes que varían gradualmente de una página a la otra. Cuando se pasan estas hojas rápido se genera una ilusión óptica donde parece que las figuras se mueven. Esta sucesión de imágenes da lugar a una película en miniatura.

Con los avances de la tecnología hacia la animación este tipo de técnicas plásticas  han quedado un poco en desuso, como ha pasado con otras tantas, pero no dejan de ser la base de la animación tal cual conocemos hoy en día. Conocer todas estas técnicas siempre es un valor añadido para cualquier persona que se dedica al ámbito creativo.

ZOÓTROPO

Haciendo un poco de historia y echando la vista atrás, tenemos otros precedentes cinematográficos interesantes como el Zoótropo que fue un juguete muy popular a mitad del siglo XIX. Y que fue una inspiración para la creación del cine tal cual lo conocemos hoy en día, ya que usa el mismo principio, una sucesión de imágenes que cuentan una historia.

Estaba formado por una máquina estroboscópica, compuesta por un tambor circular con unos cortes, a través de los cuales el espectador mira y ve girar los dibujos dispuestos en tiras dentro del tambor, generando ilusión de movimiento.

KINETÓGRAFO

Poco después a principios de la década de los 90 del siglo XIX, surgió el Kinetógrafo, que era una cámara que permitía grabar imágenes en movimiento.

KINETOSCOPIO

El Kinetoscopio era una caja de madera vertical con una serie de bobinas sobre las que corrían 14m de película en bucle. No se podía proyectar en una pantalla. La película pasaba ante una lámpara y por debajo de un cristal ampliador. Entre la lámpara y la película había un obturador que iluminaba cada fotograma y congelaba el movimiento de la película, proporcionando unas 40 imágenes por segundo.

MUTOSCOPIO

El Mutoscopio data del 1894 y al igual que el kinetoscopio no se podía proyectar en pantalla sino para una sola persona, pero que era más barato y más sencillo que este. Las imágenes que eran copias de fotografías en blanco y negro se colocaban en un cilindro. El mecanismo funcionaba a la forma de una maquina tragaperras. Había que insertar una moneda para poder ver el cortometraje.

Volviendo a nuestro tema, lo interesante del flipbook es que no necesita de mucha edición ni de muchos materiales. Papel, lápiz, pinturas y nuestro dedo, suficiente para hacer una pequeña animación en movimiento. Hoy en día sigue cumpliendo su papel gráfico utilizándose para campañas publicitarias y/o en el cine.

A continuación os quiero enseñar uno de los flipbook más antiguos que se conservan:

Y algunos flipbooks más sencillos:

En este otro de Batman, podéis ver también el proceso de creación. Muy interesante!

Ahora que ya hemos hecho un poco de historia vamos a ponernos manos a la obra. Vamos a crear nuestro propio Flipbook o folioscopio. Cómo? Muy fácil! Coge papel y lápiz y manos a la obra!!